Uso de Plasma rico en Plaquetas

La utilización de grasa como sustancia de relleno tiene antecedentes de más de 100 años. Desde 1893 el injerto de grasa antólogo se ha utilizado para rellenar cicatrices en forma exitosa; aunque los cirujanos preferían otros rellenos como: oro, plata, parafina, sedas, etc. Lexer en 1910 publicó el uso de grasa autóloga para reparar zonas excavadas posteriores a fracturas cigomáticas; y documentó la sobrevida de estos injertos por 3 años. Con el advenimiento de la lipoaspiración en 1980, los cirujanos nuevamente se interesaron por la grasa como sustancia de relleno, para el aumento del volumen y contorno. Existieron distintas formas de obtener, procesar y aplicar el tejido graso, pero fue Coleman quien estandarizó un método específico para el transplante de grasa antóloga obtenida por lipoaspiración con el objetivo de proteger el tejido obtenido. La combinación de grasa con los FC produce: un incremento de su sobrevida por un aumento de la velocidad de replicación celular y de la sustancia fundamental, fibras de colágeno y elásticas.

Introducción

La cicatrización es un proceso que requiere de la activación de múltiples factores de crecimiento (FC). Por lo que se ha comprobado científicamente, el aumento de disponibilidad de estos factores en el proceso de cicatrización lleva una acortamiento de tiempo y mejora los resultados observándose menos inflamación y menos secuelas cicatrizales.

Un incremento de los FC se puede lograr:

– Aplicando factores de crecimiento individuales, recombinados.
– Preparados de origen animal.
– Preparado de concentración autóloga de trombocitos, que se obtiene de la propia sangre del paciente PRP (Plasma Rico en Plaquetas).

Introducción

Los factores de crecimiento son polipéptidos de aminoácidos que forman una proteína globular y que pertenecen al grupo de las citoquinas. Son producidos por todas las células del cuerpo pero principalmente en mayor cantidad por los macrófagos y las plaquetas. Estas citoquinas tienen la particularidad de unirse a receptores de la membrana celular, activando o inhibiendo funciones celulares (células blanco).

Factores de crecimiento

– Los factores de crecimiento (FC) se comenzaron a utilizar en diversos campos, como cirugía maxilofacial y odontología como material biológico conjuntamente con la remodelación de los injertos óseos.
– En diferentes momentos, estos FC inducen actividad, proliferación, diferenciación y quimiotáxis en las células blanco, macrófagos y osteoblastos; y además estimulan la angiogénesis.
– Un aumento de la concentración de FC producen una revascularización más rápida y efectiva del injerto graso.

Factor de crecimiento epitelial (EGF)

– El factor de crecimiento epitelial (EGF) fue el primero descubierto teniendo la capacidad de inducir proliferación en cultivos de células de la epidermis.
– Es un péptido de 53 aminoácidos producido por queratinocitos, plaquetas, células renales, del aparato digestivo y cerebral.
– Estimula la síntesis de ADN y ARN de los queratinocitos y fibroblastos.
– Cumplen un papel muy importante en la reparación de heridas.

Factor de Crecimiento de los Fibroblastos (FGF)

– El factor de crecimiento de los fibroblastos (FGF) es un péptido derivado de los fibroblastos, aumenta la división de los queratinocitos, favorece la epitelización de los tejidos y da fuerza tensil al colágeno de la matriz.

Factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF)

– El factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF) es el que se considera más potente para la reparación de las heridas.
– Además tiene efecto vasoconstrictor, estimula la mitosis y quimiotaxis de los polimorfonucleares, monolitos, queratinocitos, fibroblastos y células endoteliales.
– Las plaquetas al ser las primeras en llegar al sitio de la lesión y al liberar este factor, por lo que es el primero en aparecer.
– Otros factores: factor de crecimiento de tipo insulínico tipo I, II (IGF).

La Sangre

PLASMA > 50%
– 90% agua
– 10% glucosa, proteínas, grasas, sales minerales, iones

CELULAS > 50%
– Serie roja (hematíes) 48%
– Serie blanca y plaquetas 2%

SUERO
– Líquido resultante de la coagulación sanguínea

Distintas Aplicaciones del PRP

– Asociado a la mesoterapia también ha demostrado ser beneficioso.
-Solos o combinados con otros fármacos permiten aportar principios activos para la regeneración celular.

Casuística

En estos últimos dos años en la Clínica B&S se llevaron a cabo 450 intervenciones con autoinjerto de grasa asociado a PRP. De dichas intervenciones 340 se realizaron para el tratamiento de defectos faciales y 110 casos para
el tratamiento de defectos corporal, solo o asociado a Liposhifting.

Descripción del Procedimiento

– Extracción de la muestra de sangre necesaria (20 ml. para facial o 40 ml. para corporal) para poder mezclar el tejido y el PRP en la proporción correcta.
– Reconocer las zonas a tratar mediante fotografía previa y marcación de pie, ya que una vez en decúbito es difícil la ubicación del defecto o este se ve modificado.
– Se realiza anestesia tumescente en la zona donadora.
– Se realiza una preparación del tejido a aspirar mediante la utilización de un MGFC (Micro Graft Fat Cutter) que es un instrumento especialmente diseñado por nosotros para asegurarnos la calidad de los microinjertos adiposos a transplantar.
– Las pequeñas porciones de tejido cortadas permanecen flotando en la solución tumescente.
– La supervivencia de los adipocitos después de la liposucción es altamente dependiente de la forma del orificio y de la técnica de recolección.
– Luego se procede a la extracción de los microinjertos previamente preparados recurriendo a cánulas mínimamente traumáticas succionan a muy bajo vacío.
– La sangre extraída es tratada en el laboratorio de hematología por un técnico especializado, centrifugándola a temperatura ambiente y a una velocidad adecuada.
– Después de centrifugar, se retira el primer sobrenadante que es plasma pobre en plaquetas (PPP), y luego la porción de plasma rico en plaquetas (PRP), que es la mas próxima a los glóbulos rojos.
– La grasa obtenida se centrifuga a 2000 RPM durante 3 minutos, se descartan los restos de tumescencia y solo utiliza el sobrenadante que se transfiere a un recipiente estéril.
– Cuando se ha procesado la cantidad suficiente de grasa, se realiza la activación del PRP mediante el agregado de CaCl al 10% (0,05 cm3 de CaCl por cada 3 ml de PRP), que actúa como inductor de la cascada de la coagulación.
– La grasa se transforma inmediatamente en gel y dicho gel se va cargando en jeringas de 1 ml cuando vamos a trabajar en la región facial o de 10, 20 o 60 ml cuando trabajaremos en alguna zona corporal.
– Es muy importante que las jeringas cuenten con pico luer lock.
– Para poder aprovechar el máximo de los FC, se debe realizar el procedimiento de forma rápida e intraoperatoriamente, ya que la sobrevida de las plaquetas después de la mezcla es algunos minutos.
– Se utiliza la técnica de pretunelización, infiltrando en todos los planos que sea posible de acuerdo al área a tratar, incluyendo el plano muscular.
– En la región facial nos guiamos por los principios de la técnica FAMI (Fat Autologous Muscular Injection) Universidad Nacional del Nordeste Facultad de Medicina Programa de formación continua en Estética Médica

Indicaciones

En el rostro se puede corregir:

– La línea mandibular poco definida.
– El surco nasoyugal que da aspecto de tristeza y cansancio.
– Los labios delgados haciéndolos mas voluptuosos y juveniles.
– El surco nasogeniano.
– Los pómulos y zona malar.
– El mentón.
– Asimetrías faciales.
– La lipodistrofia facial post HIV.
– Síndrome de Romberg.

En el cuerpo se corrigen:

– Defectos de superficie como: hundimientos y retracciones.
– Resolver imperfecciones de procedimientos quirúrgicos previos.
– Poceados, depresiones en miembros inferiores y glúteos consecutivos a procesos de celulitis.
– Cualquier tipo de asimetría por hipotrofia o atrofia en partes blandas.

Conclusiones

La combinación de grasa lipoaspirada en condiciones técnicas especiales, adicionada con PRP nos ha permitido inducir una restauración de los tejidos tanto faciales como corporales. Siendo el PRP un material 100% autólogo esta prácticamente exento de riesgo. En nuestra experiencia aumenta y mejora la sobrevida del injerto graso a la vez que mejora la textura de la piel bajo la cual se implanta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp